¿Cómo se determina la culpa de un accidente de tráfico en Atlanta, Georgia?

Oct 13, 2022

Cada año, miles de conductores en Georgia tienen accidentes de tráfico. Los accidentes de tráfico pueden ocurrir por diversas razones, pero la mayoría de ellos son consecuencia de algún tipo de negligencia por parte de uno de los conductores implicados, como la conducción distraída, el exceso de velocidad o la conducción bajo la influencia de sustancias ilícitas.

Si ha resultado herido en un accidente de tráfico por la negligencia de otro conductor, demostrar su culpabilidad puede ser complicado. Sin embargo, es un paso necesario si usted busca obtener una indemnización por sus lesiones. ¿Cómo demostrar que el otro conductor tuvo la culpa? Conozca qué opciones y posibilidades tiene programando una consulta con un abogado experto en accidentes de tráfico.

Presentar una reclamación por lesiones personales en Georgia

Georgia es un estado con atribución de culpabilidad, lo que significa que la culpabilidad debe ser asignada a por lo menos un conductor (o, potencialmente, a ambos conductores por igual). En Georgia (y en otros estados con atribución de culpabilidad), los conductores lesionados pueden reclamar daños y perjuicios por sus gastos médicos, pérdida de salario y daños a la propiedad presentando una reclamación contra la póliza de seguro del conductor culpable.

Si la compañía de seguros se niega a reconocer la culpabilidad de su asegurado o no está dispuesta a realizar un pago justo por su reclamación, usted puede solicitar el reembolso de sus gastos presentando una demanda civil por lesiones personales.

¿Qué hay que demostrar para demostrar culpabilidad?

Si quiere obtener una indemnización por los gastos relacionados con sus lesiones, como las facturas médicas o los salarios perdidos, la carga procesal recae principalmente en usted, el demandante. En otras palabras, depende de usted probar su caso.

Hay cuatro cosas que usted debe probar cuando declara que la otra parte es culpable del accidente y de sus posteriores lesiones:

  • Que el conductor culpable debía a los pasajeros, conductores o peatones lesionados un deber de diligencia: Que el conductor tenía la responsabilidad y la obligación legal de respetar las leyes de tráfico, conducir con seguridad y atención y abstenerse de realizar acciones que pudieran perjudicar a otros conductores, pasajeros y peatones.
  • Que el conductor incumplió dicho deber de diligencia: Por ejemplo, que estaba distraído al conducir, que conducía con exceso de velocidad, que incumplió leyes de tráfico, que tuvo una riña de tránsito o que conducía bajo los efectos de sustancias ilícitas.
  • Que dicho incumplimiento causó daños: Que la negligencia del conductor provocó el accidente y sus lesiones.
  • Proporcionar pruebas de los daños: Puede dar fe de los daños que usted sufrió con pruebas concretas como facturas médicas y documentos firmados por su empleador que demuestren su pérdida de ingresos.

Al presentar una reclamación por lesiones personales, se asignará un perito de seguros a su caso. Su trabajo consiste en determinar la culpabilidad basándose en el informe de accidente emitido por el agente de policía que intervino, así como realizando su propia investigación. Cualquier prueba fotográfica o de video que haya tomado de la escena del accidente puede ser muy beneficiosa, al igual que la grabación de la cámara del salpicadero, si usted u otro vehículo implicado tenía una. La investigación suele incluir el análisis de los daños del vehículo, las declaraciones de los testigos y la documentación médica de sus lesiones.

¿Qué es la concurrencia de culpas?

Cuando más de un conductor comparte la culpa de un accidente de tráfico, se puede conceder una indemnización basada en la concurrencia de culpas.

Según este principio, es posible que diferentes conductores tengan diferentes grados de culpabilidad. Por ejemplo, si en un accidente están implicados dos conductores, y uno de ellos circula con exceso de velocidad mientras el otro se salta una señal de stop, ambos pueden ser considerados responsables del accidente. Para tener derecho a una indemnización monetaria, un conductor debe tener menos del 50% de la culpa de un accidente. Si se determina que ambos conductores son culpables al 50%, ninguno tiene derecho a una indemnización.

Si la culpa es difícil de determinar, la compañía de seguros podría emplear a su propio investigador. Tenga en cuenta que las compañías de seguros no son imparciales y normalmente intentan disminuir la culpabilidad de sus clientes para evitar el pago de grandes reclamaciones. Si eso ocurre, necesitará un abogado experto en accidentes de tráfico que le ayude a reunir pruebas convincentes y a negociar con las compañías de seguros. Si no se logra llegar a un acuerdo justo, su abogado debe estar preparado para llevar a la compañía de seguros a los tribunales.

Consulte con un abogado de accidentes de tráfico de Atlanta ya

¿Ha sufrido un accidente de tráfico? Usted tiene derecho a recibir una indemnización del conductor responsable de sus lesiones.

Póngase en contacto con el Bufete de Abogados Dressie para programar una consulta legal gratuita con uno de nuestros experimentados y compasivos abogados de accidentes de tráfico.

Llame ya al (678) 909-1639.