¿Cuáles son los tipos más comunes de productos defectuosos?

Abr 15, 2022

Los casos de responsabilidad del fabricante son agravios o reclamaciones por lesiones personales presentados por un demandante que ha resultado herido por un producto defectuoso (o por el miembro de la familia/responsable legal de una persona que ha muerto por un producto defectuoso).

La mayoría de las reclamaciones por productos defectuosos están relacionadas con defectos de fabricación, de diseño o de comercialización (advertencias inadecuadas sobre los riesgos que presenta un producto o instrucciones de uso incorrectas).

Algunos productos causan lesiones con más frecuencia que otros. Los casos más comunes de reclamaciones por responsabilidad del fabricante están relacionados con:

  • Productos comunes de limpieza del hogar
  • Vehículos y componentes de vehículos
  • Productos sanitarios y medicamentos
  • Juguetes para niños
  • Electrodomésticos
  • Alimentos y bienes de consumo

 

Hasta los productos más corrientes pueden ser peligrosos

Se calcula que el acetaminofén envía a unas 78.000 personas a urgencias cada año. Cada año, unas 33.000 personas son hospitalizadas por sobredosis de acetaminofén. Casi 500 personas mueren como consecuencia directa de una insuficiencia hepática causada por la ingesta de demasiado acetaminofén.

¿Qué es esta peligrosa droga? El acetaminofén es el principal ingrediente del Tylenol. Un médico especialista en el tratamiento del dolor lo llamó “la droga más peligrosa jamás fabricada”. Un estudio de los Institutos Nacionales de Salud determinó que el acetaminofén es la principal causa de insuficiencia hepática aguda en Estados Unidos.

Algunos pacientes han ganado demandas contra Johnson & Johnson, el fabricante de Tylenol, pero el número de victorias es mucho menor al supuesto número de lesiones y muertes. Entre 1994 y 2019, se han presentado 233 demandas federales por el Tylenol. Aunque una docena de esos casos han tenido éxito, la mayoría de los demandantes fracasan.

Johnson & Johnson puede seguir afirmando con toda sinceridad que fabrica el analgésico más recomendado por los médicos. Cuando se utiliza de acuerdo con las instrucciones y las pautas de dosificación claramente indicadas, el Tylenol es un medicamento de venta libre seguro para consumir.

La mayoría de las demandas por el Tylenol están relacionadas con:

  • Pacientes con sobredosis accidental
  • Daños en el hígado
  • Embalaje engañoso
  • Contaminación bacteriana (defecto de fabricación)
  • Reacciones raras al mezclar Tylenol con otros medicamentos

El puñado de demandas que han tenido éxito generalmente han sido situaciones raras y puntuales. Johnson & Johnson tiene muchas décadas de experiencia en la redacción de etiquetas de advertencia que les exime de la responsabilidad, y es bueno en ello. Estas etiquetas suelen proteger a la empresa de las reclamaciones por responsabilidad del fabricante.

Eso no significa que no puedan producirse errores. Por ejemplo, uno de los juicios que perdió Johnson & Johnson se debió a una infección bacteriana causada por Tylenol infantil contaminado. Estos tipos de defectos de fabricación pueden ocurrir independientemente de la calidad de las etiquetas de advertencia de una empresa o de la seguridad del producto en circunstancias normales.

Los defectos de fabricación no solo afectan a los medicamentos. Los componentes de un auto pueden tener defectos de material que podrían comprometer su seguridad. Aunque estos elementos de seguridad no causen los accidentes, podrían fallar en su tarea de proporcionar una protección adecuada cuando se produzca un accidente, provocando lesiones.

Defectos de diseño

Los defectos de diseño pueden afectar a casi cualquier tipo de producto, desde electrodomésticos y juguetes para niños hasta herramientas o maquinaria profesional.

Un juguete puede tener piezas pequeñas que supongan un riesgo de asfixia. Esto por sí solo podría no considerarse un defecto, pero, cuando se combina con recomendaciones de edad inadecuadas, podría justificar un caso de responsabilidad del fabricante.

Las demandas relacionadas con lesiones causadas por productos para niños se encuentran entre los tipos más comunes de casos de productos defectuosos. Los niños carecen del sentido común o del instinto de conservación de los adultos. Por ejemplo, un adulto sabe que no debe meterse una pila en la boca. Un bebé o un niño pequeño no tendrán esas mismas inhibiciones.

Si un juguete puede abrirse fácilmente y las pilas pueden extraerse, podría tratarse de un defecto de diseño. También podría tratarse de un defecto de fabricación si, aunque solo se pueda acceder a las pilas rompiendo la carcasa de plástico del juguete, dicha carcasa de plástico sea débil debido a un plástico mal formulado o moldeado.

No ignore los avisos de retirada del mercado

Los avisos de retirada del mercado pueden afectar negativamente a su capacidad para reclamar compensación si usted o un ser querido resulta herido por un producto defectuoso. Una retirada de productos del mercado es esencialmente una advertencia. Una vez que se le ha informado de un peligro, su capacidad para responsabilizar al fabricante de las lesiones que el producto peligroso causa se verá reducida.

Por ejemplo, si un fabricante de automóviles retira del mercado un modelo concreto por unas bolsas de aire defectuosas, y un propietario ignora la retirada y resulta herido por dichas bolsas, el propietario podría tener problemas para ganar una demanda. El fabricante puede defenderse diciendo que tomó medidas para rectificar la situación y que el propietario siguió conduciendo el auto después de conocer el defecto.

¿Ha sufrido una lesión en Atlanta?

Los abogados de lesiones personales del Bufete de Abogados Dressie entienden lo frustrantes que pueden ser las lesiones para usted y su familia. Cuando las personas o las empresas lesionan a otros por descuido, negligencia o incompetencia, deben rendir cuentas. Llame a nuestros abogados de lesiones personales de Atlanta al (678) 909-1639 para una evaluación gratuita de su caso.