¿Cuáles son las lesiones más difíciles de probar en un caso de lesiones personales?

Feb 22, 2023

A diferencia de las demandas penales, en las que una persona acusada de cometer un delito es procesada por el gobierno estatal o federal, los casos de lesiones personales implican que un individuo (el demandante) presente una demanda civil contra otro individuo, empresa u organización (el demandado) por daños causados por negligencia o daño intencionado.

Cuando usted presenta una demanda por lesiones personales, la carga de la prueba recae exclusivamente en usted, lo que significa que tendrá que demostrar que la persona o entidad responsable de su accidente fue negligente y causó la lesión.

En un mundo perfecto, la responsabilidad en los accidentes que acarrean lesiones personales sería incuestionable y habría muchas pruebas tangibles para demostrarla. Por desgracia, no siempre es así. Las lesiones más difíciles de probar son las que presentan problemas probatorios (pruebas escasas o inexistentes) y las que tienen historias contradictorias sobre quién tiene la culpa.

Si usted o un ser querido sufrió una lesión debido a la negligencia de otra persona y usted está luchando para probar su caso, considere ponerse en contacto con un abogado de lesiones personales de Atlanta. Una de las principales funciones de los bufetes de abogados especializados en lesiones personales es probar los casos mediante la recopilación de pruebas, el interrogatorio de testigos y la presentación de documentos legales.

¿Qué puede hacer que su reclamación de lesiones personales sea difícil de probar?

Responsabilidad cuestionable

Ciertos tipos de accidentes que acarrean lesiones personales, como resbalones y caídas y mordeduras de perro, pueden ser difíciles de probar debido a la responsabilidad cuestionable.

En un caso de resbalón y caída, tendrá que demostrar que el propietario del recinto o los empleados conocían o deberían haber conocido cierto peligro para la seguridad, pero no tomaron las medidas adecuadas, lo cual provocó su lesión. También es posible que tenga que demostrar que se encontraba en el recinto cuando afirma que se produjo la lesión, mostrar pruebas de que el peligro existía y convencer a la compañía de seguros o al tribunal de que sus propias acciones no fueron la causa de su lesión.

Esto puede ser problemático por varias razones. Por ejemplo, si usted estaba caminando por un pasillo de la tienda de comestibles y se resbaló y cayó en un charco, el demandado puede alegar que no hubo una cantidad razonable de tiempo para limpiar el derrame antes de que ocurriera su accidente. También es posible que no haya pruebas concretas de que se produjera el accidente. No todas las empresas tienen cámaras instaladas o pueden alegar que no hay ninguna grabación que documente su accidente y que usted nunca les informó. También es posible que no haya testigos que declaren a su favor, lo que puede dificultar especialmente el probar la culpabilidad o que el accidente ocurrió. Por eso, es fundamental informar inmediatamente de cualquier lesión al dueño de la empresa o del recinto, y presentar los informes del accidente necesarios para documentar qué ocurrió y cuándo. Solicite también una copia de dicho informe.

Las mordeduras de perro son otro tipo de lesión personal cuya responsabilidad puede ser fácilmente puesta en duda. Sin pruebas como vídeos, fotografías o testimonios de testigos, puede resultar especialmente difícil demostrar que la lesión fue causada por un animal en específico. Además, el dueño del perro puede intentar culparle a usted diciendo que usted provocó al perro o que estaba invadiendo su propiedad.

Daños ambiguos

En derecho civil, el término “daños” se refiere al monto de dinero que un demandante reclama un demandado por las pérdidas sufridas como consecuencia de la negligencia o una actuación malintencionada del demandado. Aunque los daños suelen ser tangibles, como las facturas médicas, los salarios perdidos y los gastos de transporte de ida y vuelta a las citas médicas, no es infrecuente que los demandantes soliciten una indemnización por daños intangibles, como dolor y sufrimiento.

El dolor y el sufrimiento pueden ser especialmente difíciles de probar, ya que son subjetivos y pueden variar mucho de una persona a otra. También son difíciles de cuantificar, ya que no existe una medida universal de cuánto dolor y sufrimiento físico y emocional soporta una persona a diario.

Incluso los daños tangibles pueden ser a veces difíciles de probar. La compañía de seguros del demandado que tramite su reclamación puede intentar atribuir sus lesiones a una enfermedad preexistente y utilizar otras tácticas engañosas para pagarle menos o denegarle la reclamación.

¿Y si soy parcialmente culpable de mis lesiones?

Puede recibir una indemnización por sus lesiones aunque se le considere parcialmente culpable del accidente.

Bajo la doctrina de negligencia comparativa de Georgia, cada parte involucrada en un accidente puede tener cierto porcentaje de la culpa. Este porcentaje de culpa se utiliza después para determinar el monto de los daños de los que es responsable cada parte. Por ejemplo, si se determina que la culpa de sus lesiones es suya en un 20%, seguirá teniendo derecho a una indemnización, pero el monto se reducirá en un 20%. Siempre que su porcentaje de culpa sea inferior al 50%, podrá recibir una indemnización por sus lesiones.

Contacte a un abogado de lesiones personales de Atlanta que le ayude a probar su caso

Si usted ha resultado lesionado en un accidente en Atlanta, los abogados de lesiones personales del Bufete de Abogados Dressie podrán ayudarle a presentar una demanda convincente y a obtener la indemnización que necesita y la justicia que se merece.

Llame al (678) 726-1429 para programar una consulta gratuita.