Cómo Determinar el Valor de Mi Caso de Lesiones Personales

Jun 30, 2021

Las reclamaciones de seguros por lesiones personales y los juicios por lesiones personales tienen como objetivo hacer que una persona lesionada se recupere; no deben ser vistos como un posible boleto de lotería ganador. Nuestro sistema legal permite a las personas lesionadas buscar indemnización de parte de las partes responsables por daños y perjuicios. Nadie debería tener que cargar con los costos de los tratamientos médicos, los daños a la propiedad, los salarios perdidos y el dolor y el sufrimiento a los que fueron sometidos injustamente.

El sistema no está diseñado para garantizar que alguien con una lesión menor, que se recupera completamente, no tenga que volver a trabajar.

Es prácticamente imposible predecir con exactitud lo que podría obtener de una reclamación por lesiones personales, un acuerdo o un veredicto del jurado, pero el objetivo es que el monto del acuerdo cubra todos los costos de su lesión por el tiempo que los tenga.

Determinar hasta cuándo debería llegar esa indemnización por daños es difícil. Por ejemplo, su lesión puede dejarle sin trabajo durante meses o incluso años. Una lesión puede interferir con futuros ascensos, lo que significa que una lesión le costará ciertas ganancias futuras. Todos estos son daños legítimos para los cuales debe solicitar indemnización, aunque sean futuros.

El dolor y el sufrimiento es otro aspecto de la valoración de los casos de lesiones personales que no siempre es fácil de predecir. Las personas que sufren quemaduras graves en los brazos, el pecho y la cara experimentarán una disminución de la calidad de vida. La indemnización que recibe una víctima de quemaduras por ese sufrimiento puede variar mucho en función de lo notables que sean las cicatrices y del impacto que puedan tener en el resto de su vida.

Además del dolor y el sufrimiento, algunas personas lesionadas tienen derecho a recibir una indemnización por angustia emocional, o su familia podría recibir una indemnización por pérdida conyugal. La angustia emocional es como el dolor y el sufrimiento, pero se centra más en las ramificaciones emocionales o psicológicas de una lesión o accidente, como tener ansiedad continua o problemas de depresión como consecuencia.

Los daños por pérdida conyugal se conceden por la pérdida de disfrute de la relación o de los beneficios familiares debido a las lesiones. Esto puede adoptar muchas formas, desde la imposibilidad de proporcionar orientación de padre a un hijo o ayudar en las tareas domésticas, hasta la imposibilidad de ir de vacaciones con la familia o de mantener relaciones íntimas con el cónyuge.

Si ha resultado lesionado por las acciones negligentes de otra persona, usted y sus abogados especializados en lesiones personales deben luchar por un acuerdo que cubra los gastos que ha tenido que pagar debido a su lesión, así como sus gastos médicos.

Si su seguro médico pagó por sus gastos médicos, es probable que tenga que pagar parte de los daños que gane a su compañía de seguros médicos para compensarles por la cobertura que le proporcionaron para su tratamiento. La idea es que la parte negligente pague por el tratamiento de sus lesiones, no su propia aseguradora.

Daños punitivos

En los casos en los que la persona negligente estaba haciendo algo especialmente imprudente, como conducir ebrio, podría darse la posibilidad de daños punitivos. Este es el único tipo de daño que no se trata de mejorar su situación económica; está realmente destinado a castigar a la parte negligente y disuadirla de hacer algo tan imprudente en el futuro.

Dado que estos daños son un castigo, no van todos al demandante; el 75% de los daños punitivos concedidos en tribunales van al estado de Georgia.

En la mayoría de los casos de lesiones personales de Georgia en los que se permiten daños punitivos, el límite es 250.000 dólares. Sin embargo, no hay límite monetario de daños punitivos en los casos de “intención de causar daño” o en los casos de conducción bajo la influencia del alcohol u otras situaciones en la que el conductor esté discapacitado para conducir.

Los daños punitivos no son exclusivos de las agresiones o de los accidentes por conducción bajo los efectos del alcohol; también pueden ser aplicables en el caso de la responsabilidad civil por productos defectuosos u otras lesiones aparentemente más mundanas. Si se puede demostrar que la parte negligente hizo a sabiendas algo imprudente (como fabricar y vender un producto que sabía que era peligroso), se puede recurrir a los daños punitivos.

¿Qué pasa si no sé cuánto costarán mis lesiones?

Este es uno de los problemas más comunes con los que se encuentran las personas que sufren lesiones graves. No se puede saber con exactitud el monto de la indemnización que se merece hasta que se haya sometido a los tratamientos o los médicos estén seguros de los tratamientos que necesitará, la cantidad de rehabilitación que necesitará y el tipo de cuidados continuos que requerirá.

Hay varias coyunturas específicas que surgen de esta incertidumbre:

  • Es probable que usted necesite dinero de inmediato y no pueda permitirse esperar años para saber exactamente cuánto le costará todo
  • Su caso tiene un plazo de prescripción, lo que significa que no puede esperar indefinidamente antes de presentar una reclamación
  • Puede que no sea posible determinar con exactitud cuántas cirugías necesitará, si podrá volver al trabajo, o qué tipo de cuidados continuos necesitará

Este tipo de cosas ocurren con frecuencia con las lesiones de la columna vertebral o los traumatismos cerebrales. Una persona paralizada de la cintura para abajo en un accidente automovilístico puede o no volver a caminar. Al igual que una persona en coma puede despertar o no.

En esos casos, es importante trabajar con abogados que entiendan de lesiones catastróficas. Estos tipos de abogados especializados en accidentes ya tienen relaciones con expertos médicos capacitados que están familiarizados con la realización de estimaciones de costos para ese tipo de lesiones graves.

¿Cuándo pueden darse cuáles tipos de daños y perjuicios?

Los jueces y jurados deciden la indemnización de daños punitivos y daños no económicos, que incluyen cosas como el dolor y el sufrimiento, la angustia emocional y la pérdida conyugal.

Los tipos de indemnizaciones no económicas pueden ser más difíciles de conseguir durante las negociaciones de acuerdos con las compañías de seguros. La compañía de seguros suele preocuparse únicamente por resarcir al perjudicado de los daños económicos que ha sufrido.

Consulte a un abogado sobre su caso

Proporcionar una estimación verdaderamente precisa de lo que pueden costar sus daños es a menudo imposible, pero un abogado puede, con suficiente información, calcular sus daños económicos preliminares. También puede dar su opinión sobre los daños no económicos y punitivos, teniendo en cuenta casos anteriores que comparten similitudes con su situación.

 

Si quiere saber si tiene un buen caso, o cuánto pueden valer sus daños, el Bufete de Abogados Dressie estará encantado de proporcionarle una consulta gratuita. Llámenos al 770-756-6333 para más información.