¿Qué tipo de lesión personal se considera negligencia médica?
agosto 9, 2021

Los casos de negligencia médica son probablemente el tipo más complicado de caso de lesiones personales. Hay varias razones por las que los casos de negligencia médica son difíciles de identificar y ganar. Probablemente la mayor confusión cuando se trata de negligencia médica y otros tipos de lesiones personales es con respecto a la importancia de la negligencia.

La mayoría de los casos de lesiones personales dependen de poder probar la negligencia. Otros factores, como su propia culpabilidad, el alcance de sus lesiones y los efectos que esas lesiones tienen en su vida, también juegan un papel importante en su caso de lesiones personales y la indemnización que recibirá.

La negligencia médica no es lo mismo que la mala praxis médica, y probar la negligencia médica por sí sola no siempre es suficiente para tener un caso de mala praxis médica exitoso. La mala praxis médica requiere intencionalidad, mientras que la negligencia médica podría ser solo un error honesto.

¿Cuándo causan los médicos daño intencionadamente?

La intencionalidad en un caso de negligencia médica no solo abarca los tipos de intencionalidad más obvios. Por ejemplo, no hay muchos médicos que prescriban a sabiendas una medicación incorrecta a un paciente solo porque éste haya sido un incordio durante su cita. (Aunque eso sería probablemente un ejemplo de mala praxis médica).

Más bien, la intencionalidad se encuentra con frecuencia en el hecho de no advertir a un paciente, de que un médico haga algo que sabe que puede resultar perjudicial, o de encubrir deliberadamente errores que provocan lesiones.

Por ejemplo, si un cirujano o una enfermera quirúrgica dejan accidentalmente una esponja quirúrgica dentro de un paciente, podría considerarse negligencia médica. Podría convertirse en mala praxis médica si la enfermera le dice al cirujano más tarde que cree que solo sacaron nueve de las diez esponjas que usaron durante el procedimiento. Si el cirujano le dice a la enfermera que no diga nada porque podría dañar la reputación del hospital u obligarlo a responder por ello, un tribunal podría considerarlo como intencionalidad.

La intencionalidad puede ser realmente complicada debido a las diversas formas en que las personas pueden tener intencionalidad en ese contexto.

Imaginemos a un médico que va al trabajo drogado o ebrio. Puede que no vaya a trabajar con el deseo de hacer daño a nadie, pero también sabe que la embriaguez puede conducir a errores peligrosos. El conocimiento de que sus acciones podrían conducir a una lesión probablemente haría que cualquier error que cometiese en ese estado fuera considerado negligencia médica.

Diferenciar entre negligencia médica y mala praxis médica es difícil

Si está confundido por lo que constituye y no constituye intencionalidad en un caso de lesión médica, no está solo. Los casos de mala praxis médica suelen ser complicados debido a la cantidad de variables que están involucradas. A veces pueden depender de quién sabía qué, cuándo lo sabía y qué medidas tomó después.

¿Intentó un hospital o un médico alterar los registros para encubrir un error? Puede corresponder al abogado de lesiones personales demostrarlo, lo que no siempre es sencillo o fácil. Estos casos requieren una cantidad significativa de recursos y al menos un testigo experto que pueda dar fe de cómo debería haberse manejado una situación médica.

¿Puedo demandar por negligencia médica?

Depende de la situación. Si usted cree que un médico, enfermera u otro profesional de la medicina cometió un error que dio lugar a daños significativos o dolor y sufrimiento, podría convenirle involucrar a un abogado.

Hay cuatro cosas básicas que debe tener un caso para ser considerado negligencia médica:

  • Usted tenía una relación médico-paciente con el proveedor de servicios médicos (tenían deber de diligencia con usted)
  • Sus acciones infringieron su deber de diligencia (hicieron algo que otro médico o enfermera razonable no habría hecho)
  • El incumplimiento de su deber provocó una lesión o enfermedad
  • Ha sufrido daños definibles y específicos como resultado de su lesión o enfermedad

Es necesario obtener una opinión experta de un médico de formación o de un médico del mismo campo para que dé fe de lo que un profesional médico razonable en su posición habría hecho en el escenario en el que se produjo la lesión.

Si se puede establecer que hubo incumplimiento del deber, entonces es necesario indicar claramente el daño que se produjo como resultado y el costo financiero, físico y psicológico de ese daño.

Si lo único que ocurrió cuando un médico le dio una receta equivocada fue que le salió un sarpullido temporal, podría ser difícil que gane un caso de negligencia médica. Si la prescripción equivocada provocó graves daños internos y usted perdió meses de trabajo y tuvo que gastar miles de dólares en atención médica adicional como resultado, probablemente tendría un caso en sus manos.

¿Tiene un caso de lesión personal o mala praxis médica en Atlanta?

A menudo es difícil determinar cuándo tiene un caso hasta que haya hablado con un abogado especializado en lesiones personales o mala praxis médica. El Bufete de Abogados Dressie se compromete a luchar por las personas en Atlanta que han resultado lesionadas debido a las acciones imprudentes o negligentes de otros.

Llámenos al 770-756-6333 para solicitar una consulta gratuita y sin compromiso.